Google+ Badge

lunes, 15 de julio de 2013

24 PROGRAMA ENIGMA VIRTUAL 2013 -11/07

                                 CONDUCTORES - JAIME BORDA - JULIO DEGENEVE 


Enigma: ¿EE.UU. combatió contra “ovnis nazis” en la Antártida?

De acuerdo a algunos blogs , el interrogatorio realizado por los aliados a los tripulantes de los buques alemanes U-530 y U-977, en 1945, reveló que los germanos habían desarrollado enormes complejos subterráneos en la Antártica para la fabricación de aeronaves y otras armas de avanzada tecnología.
Dos años más tarde, los norteamericanos habrían impulsado un gran plan para dar caza a los fugitivos. Se le llamó “Operación Highjump” (Salto de altura), aunque oficialmente este proyecto figura como la mayor exploración científico-militar de los territorios antárticos que fundó los cimientos para bases internacionales.
Ovnis nazis
Foto: histarmar.com.ar
Highjump contó con el liderazgo del almirante Richard Byrd y una tripulación de más de 4.700 hombres, con 33 aeronaves, en 13 barcos incluyendo el rompehielos guardacostas Northwind, un portaaviones (USS Philippine Sea) y un submarino (USS Sennet).
Suspensión de la misión
En un principio, se había estimado que la duración del proyecto de buscar zonas aptas para edificar bases científicas, sería de 8 meses, pero lo curioso es que todo terminó a las 8 semanas de iniciada la expedición. Algunos conspiracionistas sostienen que los campamentos fueron atacados por  un poderoso y desconocido enemigo que los obligó a devolverse a casa mucho antes de lo previsto.
Posteriormente, ya de regreso en Washington, el almirante Byrd fue citado por una comisión investigadora del Senado estadounidense. En dicha oportunidad manifestó que “en el transcurso de otra guerra, América puede ser atacada por un enemigo que tenga la habilidad de volar de polo a polo a increíble velocidad”. ¿A qué se refería exactamente?
Lo que dice un documental ruso
En 2006 se estrenó una producción audiovisual rusa llamada “Third Reich – Operation UFO” en la que se afirmaba que EE.UU. combatió contra los nazis en territorios cercanos al Polo Sur. Básicamente abordan los mismos datos mencionados arriba, pero su tesis va más allá aún. Los diversos militares e historiadores rusos que participaron en el documental expresaron que los estadounidenses se enfrentaron a los nazis en 1947 en la Antártida y sugieren que los últimos dos submarinos germanos sobrevivientes a la batalla fueron posteriormente hallados en la bahía de Buenos Aires, Argentina.
Además, señalan que los nazis, influenciados por sociedades secretas esotéricas como la Thule y la Ahnenerbe, intentaron comunicarse con entidades extraterrestres por medio del contacto telepático. Gracias a las supuestas canalizaciones efectuadas por ciertos médiums, obtuvieron valiosa información con la cual el connotado científico alemán Victor Schauberger (puesto casi a la misma altura de Nikola Tesla, el “padre de la energía eléctrica alterna”), habría conseguido desarrollar platillos voladores (hoy llamados “ovnis”) con los cuales pretendían ganar la Gran Guerra. Sin embargo y cuando ya tenían listos los primeros prototipos, el ataque aliado era inminente y decidieron que lo mejor era llevarse antes sus naves al refugio que tenían en tierras australes.
Otro increíble dato entregado por “Third Reich – Operation UFO”, el cual muchos considerarían totalmente irreal, señala que la razón por la cual el HAARP  funciona en Alaska es precisamente para monitorear, a través de la emisión de ondas, un hipotético portal espacio-tiempo presente al interior de la Tierra que permite los viajes interestelares a través de agujeros de gusano (“atajos” virtuales entre dos puntos equidistantes del Universo).
Según este polémico documental, lo que los nazis sabían era que el Polo Norte y el Polo Sur son las puertas de salida y entrada respectivamente, de un agujero de gusano que pasaría por el centro de nuestro planeta y que permitiría a las naves espaciales (tanto terrestres como alienígenas) llegar a la Tierra y salir de ella sin tener que hacer un recorrido kilómetro a kilómetro por el espacio. Tal portal estaría conectado con la estrella Vega.

¿Bases extraterrestres en la Antártida? Polémicas imágenes encontradas en Google Earth

Los misterios en torno a la Antártica siempre han existido por ser una tierra muy poco explorada, debido a su lejanía del resto de los continentes y por poseer muy bajas temperaturas que hacen muy difícil la permanencia de la vida en ese lugar. Los enigmas nacen con los mapas de fines de la Edad Media donde aparece como una tierra con bastante vegetación y sin nieve (como el de “Piri Reis”). No obstante, el misterio mayor va de la mano con la teoría conspirativa que habla que un grupo de nazis huyeron de la Segunda Guerra Mundial y se establecieron allí en refugios cavados en la nieve, lejos del alcance de los aliados (ver nota acá).
Hoy, un entusiasta bloguero británico asegura haber hallado las entradas a supuestas bases secretas y que él piensa, también pueden ser de origen alien.
Base Ovni
Foto: Google Earth
Por medio del programa Google Earth, el inglés Scott Waring ha encontrado unas inquietantes entradas, que parecen ser metálicas, en la Antártida. El internauta anima a todo el mundo para que vean con sus propios ojos y puedan juzgar las dos extrañas grietas encontradas. Puede chequearlas siguiendo estas coordenadas (enlaces):
-66° 36′ 12.58″, +99° 43′ 12.72″
-66° 33′ 11.56″, +99° 50′ 17.46″
Waring sostiene que en la parte de arriba de una de las entradas, puede verse un ovni estrellado. Si bien se podría decir que esta última afirmación es algo osada, la verdad es que la fotografía satelital deja ver un material que difiere de su entorno, y se asemeja a alguna estructura en base de acero.
“Muy interesantes y fascinantes imágenes de Google Earth, parecen indicar dos posibles entradas de una base extraterrestre, o por lo menos hacia algo, además de un enorme objeto con forma de disco enterrado en el hielo. Si hay bases extraterrestres en la Antártida, seguro que hay extraterrestres en el interior”, comentó el explorador virtual en su blog.
Scott Waring piensa que las dos entradas, cercanas entre sí, pueden estar conectadas, pues formarían parte de la misma base subterránea. Ambas se encuentran en el deshielo en las islas Sandwich del Sur.
De acuerdo a sus propios análisis: “El primer túnel tiene un diámetro de 90 metros de altura, aproximadamente y 30 de ancho”.
¿Serán éstas las entradas a una base nazi o de origen extraterrestre? ¿Tal vez pertenezcan a otro país? ¿O sólo se trata de la imaginación de Waring que confunde formaciones naturales (cuevas) con algo elaborado inteligentemente?
Las notas agradecemos la publicación de Victor Vargas